Anuncios Google en Internet
Posicionamiento natural SEO vs Adwords
Anuncios Google en el mejor buscador

05 Ene 2010 Efecto sobrino

Efecto sobrino: Pepe Gotera y OtilioEl “efecto sobrino” es cuando el sobrino, amigo, cuñado o familiar del propietario de la empresa le monta una web casi gratis o por 4 duros. Confiar el diseño de una web a alguien no profesional es un error demasiado frecuente entre la mayoría de las pymes, eso acaba perjudicando notablemente y durante bastante tiempo la presencia en Internet de la empresa y la imagen corporativa de la web de la misma. Cuando me llega un proyecto lo primero que hago es revisar la página web para ver desde qué punto partimos, redefinir objetivos y estrategias, etc. A lo largo de mi trayectoria profesional me he encontrado con un gran número de casos, agravado últimamente por los pseudo-profesionales lowcost, anunciados en carteles pegados en farolas y en el milanuncios, que por 4 perras gordas te ponen en Internet en colorines.

Ante el “efecto sobrino” os podéis imaginar cual es el resultado: un absoluto desastre. Siempre he sido de la opinión que las cosas y los servicios han de ser de calidad, y si no te lo puedes permitir en ese momento, pues es mejor esperar. ¿Acaso alguien se atrevería a ponerse en manos de un supuesto médico que ha realizado un curso de 3 meses en el INEM por el hecho de que sea más barato o no le cobre? Entonces, ¿por qué esa misma persona deja en manos de alguien inexperto que ha realizado un curso de HTML la importante imagen corporativa de su web o su empresa? No lo comprendo ¿No se dan cuenta de que están generando una deficiente imagen de su empresa en Internet?

Lo barato, como se suele decir, al final sale caro. Lo dicho: Ante el “efecto sobrino” es mejor esperar, y cuando dispongas de recursos suficientes, poner en marcha la presencia online de tu empresa o proyecto de manos de profesionales con experiencia contrastada.

La moraleja de todo esto es clara: zapatero a tus zapatos. Si no descuidas tu salud acudiendo a un matasanos, tampoco deberías descuidar tu imagen corporativa y la captación de potenciales clientes dejando el diseño de tu web a merced del “efecto sobrino”.

Adaptación de la fuente original de Germán Piñeiro Consultor de Marketing

Deja tu comentario, forastero

Trece − Ocho =

Siguenos en facebook y
Twitter Youtube google +